Accés al contingut Accés al menú de la secció

La salud de la A a la Z

 
 

Voluntades anticipadas


8

Si algún día sufre una enfermedad incurable y discapacitante, ¿cómo puede asegurarse de que los cuidados que recibirá serán los que realmente quiere? La declaración de voluntades anticipadas es un documento en el que puede explicar de antemano qué tratamiento médico quiere recibir.

Algunas cuestiones que se puede plantear:

  • ¿Cómo le tratarán si sufre dolor?
  • ¿Qué quiere que se haga si llega un momento en que sólo puede recibir alimentación por un tubo?
  • ¿Y si tiene problemas para respirar, quiere ventilación mecánica?
  • ¿Qué medidas quiere que se tomen si tiene dolor?
  • ¿Qué pasará si en algún momento no puede expresar sus pensamientos?
  • ¿Quiere decidir antes de quedar inconsciente qué tratamientos quiere recibir?
  • ¿Quién quiere que le acompañe?
  • ¿Dónde quiere morir?

Cómo dejar las cosas atadas:

  • Consentimiento informado
  • Planificación anticipada de cuidados
  • Documento de voluntades anticipadas

¿Qué es el plan anticipado de cuidados?

Se puede hacer una declaración de voluntades anticipadas cuando no se sufre ninguna enfermedad pero es muy recomendable enmarcarlo en un plan anticipado de cuidados como una previsión de las actuaciones que se llevarán a cabo si  se encuentra enfermo y se prevé que perderá la capacidad de expresar los deseos y la voluntad. Es fruto del diálogo entre usted, la familia y los profesionales sanitarios. Puede incluir indicaciones sobre las terapias que quiere y las que no, la sedación ante el dolor o sobre el lugar donde quiere morir. El resultado es un documento que se tiene que incluir en la historia clínica y se tiene que revisar cada vez que haya un cambio clínico y siempre que usted, como paciente, lo requiera.

Cuestiones que hay que plantearse si se quiere hacer un plan anticipado de cuidados

  • Dialogar. Iniciar un diálogo con el personal médico, familiares y otras personas próximas.
  • Informarse. Explorar las diversas opciones y resolver las dudas preguntando al personal médico.
  • Reflexionar. Darse tiempo para pensar. Identificar bien sus deseos, sus preferencias y sus valores.
  • No queremos ... Hay que pensar en aquello que claramente no se quiere. Qué tratamientos terapéuticos tiene claro que querría rechazar.
  • Sí que queremos ... Hay que pensar en aquello que sí que se quiere para evitar sufrimiento o para escoger el lugar donde morir.
  • Escoger representante. Designar a una persona de confianza para que hable y tome las decisiones  por usted en caso de que pierda la capacidad para hacerlo.

Es un documento en que se explica cómo se quiere que sea la propia muerte, que se puede redactar incluso cuando no se sufre ninguna enfermedad.

¿Qué se tiene que tener en cuenta para presentar un documento de voluntades anticipadas?

  • Asesoramiento. Conocer bien el desarrollo que puede tener la enfermedad y las opciones terapéuticas que puede haber le pueden ayudar a la hora de expresar sus voluntades con bastante conocimiento de causa y con el máximo cuidado posible. Quien mejor nos puede asesorar son los médicos mismos, los profesionales de enfermería u otras personas con experiencia en este tipo de documentos.
  • Redacción. Cada uno lo puede elaborar como considere conveniente, pero hay algunos modelos orientativos. El Comité de Bioética de Cataluña ha elaborado uno.
  • Validación. Con el fin de garantizar la identidad, capacidad y conformidad de la persona titular, hace falta que el texto sea reconocido. Se puede validar ante de notario, o con la firma de tres testigos mayores de edad, dos de los cuales no deben tener relación de parentesco o patrimonial con la persona titular.
  • Llevarlo al médico. Se tiene que incluir en su historia clínica de forma visible y respetando las garantías de confidencialidad. Si lo pide, quedará inscrito en un registro centralizado del Departamento de Salud.

¿El personal médico y los familiares deben respetar lo que exprese en su documento?

Sí, excepto si las instrucciones van en contra de la ley o de las buenas prácticas médicas establecidas. Eso tiene que ser compatible con el respeto a las voluntades individuales de conciencia del personal médico.

¿Hay garantía que nadie hará un mal uso o una interpretación excesiva de sus voluntades?

Sí. El personal médico está obligado a hacer siempre una lectura crítica y prudente del contenido de la declaración. Además, todos los pacientes, hayan hecho este documento o no, están protegidos por el mismo derecho de recibir una asistencia médica adecuada.

¿Qué pasa si, llegado el momento y cuando los enfermos se encuentran en una situación que no les permite decidir, surgen situaciones no previstas en el documento?

Se debe seguir una buena práctica clínica de acuerdo con los familiares y, si hace falta, después de haber consultado al comité de ética asistencial del centro. Nunca se tiene que perder de vista cuál habría sido la posible voluntad de los pacientes. También tiene la posibilidad, altamente recomendable, de nombrar, por medio del documento, una persona que le represente en la interpretación y la aplicación de su voluntad.

¿Y si cambia de opinión?

El documento se puede modificar o anular en cualquier momento.


El documento de Voluntades anticipadas se puede inscribir en el Registro de Voluntades Anticipadas del Departamento de Salud, creado con el objectivo de centralitzar estos datos y facilitar el acceso con independencia del lugar donde se encuentre la persona interesada.


Si ya ha hecho y registrado el documento de voluntades anticipadas, puede consultarlo y obtener una copia del mismo en el Cat@Salut La Meva Salut, que es el espacio de consulta, personal e intransferible donde hay disponible la información de salud de la personas.

Para acceder a http://lamevasalut.gencat.cat necesita la targeta sanitària individual y un certificado digital o una palabra de paso que puede pedir en el Centro de Atención Primaria (CAP).


El documento de voluntades anticipadas se puede tramitar:

  • En cualquier centro sanitario público o privado de Cataluña.
  • En el Departamento de Salud (pidiendo cita previamente al teléfono 93 227 29 00).
  • En las Oficinas de Atención Ciudadana (pidiendo cita previa).
  • Desde cualquier notaría si se ha optado por esta vía de formalización del documento.

El document de voluntats anticipades es pot tramitar:

  • A qualsevol centre sanitari públic o privat de Catalunya.
  • Al Departament de Salut (demanant cita prèviament al telèfon 93 227 29 00).
  • A les Oficines d'Atenció Ciutadana  (demanant cita prèviament).
  • Des de qualsevol notaria si s'ha optat per aquesta via de formalització del document.

Fecha de actualización: 23.02.2016