Accés al contingut Accés al menú de la secció

La salud de la A a la Z

 
 
Aquesta fitxa és nova al Canal Salut

Violencia machista


7
Violència masclista

Son numerosos los estudios que demuestran el impacto de la violencia machista sobre la salud de las mujeres que la sufren y de sus hijos e hijas. Un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud publicado este año 2013 reitera que la violencia contra las mujeres es un problema de salud pública y una grave violación de los derechos humanos de las mujeres, y destaca la importancia del papel del sector de la salud a la hora de dar respuestas a la violencia machista. Por un lado, pone de manifiesto la necesidad urgente de integrar estas cuestiones en las enseñanzas clínicas y, de otra, la importancia que los prestamistas de atención sanitaria entiendan que la exposición a la violencia y la mala salud están estrechamente relacionados, y así encontrar las oportunidades para ofrecer apoyo a las mujeres y dirigirlas a los servicios adecuados.

En la línea de las recomendaciones de organismos internacionales y para dar cumplimiento a la Ley 5/2008, de 24 de abril, del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, el Departamento de Salud publicó el diciembre de 2009 el Protocolo para el abordaje de la violencia machista en el ámbito de la salut en Cataluña, con los objetivos siguientes:

 

  • Facilitar al conjunto de profesionales de la salud unas pautas de actuación para la prevención, la detección, la atención y la recuperación de las mujeres que han sufrido o sufren violencia y las que se encuentran en riesgo de sufrirla, así como pautas de actuación con hijos e hijas o personas dependientes que puedan convivir con la mujer y son testigos y víctimas de la violencia.
  • Crear y establecer las bases, los mecanismos y los circuitos para llevar a cabo una actuación correcta en casos de violencia machista. Unificar criterios de las instituciones y los ámbitos sanitarios implicados en la atención a las mujeres que han sufrido o sufren violencia o que están en riesgo de sufrir, así como hijos e hijas o personas dependientes que puedan convivir con la mujer y son testigos y víctimas, para actuar de manera conjunta y coordinada, teniendo en cuenta el respeto necesario a la autonomía personal.

La aplicación del Protocolo se ha ido adaptando a las numerosas experiencias en el abordaje de la violencia contra las mujeres en el territorio. La sensibilización y formación de los profesionales han permitido que en la actualidad existan circuitos eficientes de actuación contra la violencia machista donde los profesionales sanitarios van introduciendo mejoras en la prevención y la detección de los casos y en la atención y recuperación de las mujeres que sufren situaciones de violencia. También, a través de la coordinación con otros agentes implicados, se está mejorando el trabajo en red para evitar al máximo la victimización secundaria. El Gobierno de la Generalitat de Catalunya dispone del Plan estratégico de políticas de mujeres 2012-2015 y parte de su misión es actuar contra la violencia machista. En esta línea, el Institut Català de la Dona, órgano responsable de las políticas transversales en este ámbito, lidera el servicio de atención permanente a través del teléfono 900 900 120 contra la violencia machista. Es gratuito y confidencial y funciona todos los días del año, durante las 24 horas del día. Se puede acceder por teléfono y correo electrónico, y atiende las demandas relacionadas con cualquier forma de situación de violencia contra las mujeres.

 


Según la Declaración por la eliminación de la violencia contra las mujeres de las Naciones Unidas, la violencia machista es “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de estos actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública cómo en la vida privada”.

 

La Lei 5/2008 del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, incorpora la definición jurídica de violencia machista como "la violencia que se ejerce contra las mujeres como manifestación de la discriminación y de la situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres".


La Lei 5/2008 del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista  define las diversas formas de violencia contra las mujeres:

  • Violencia física: acto u omisión de fuerza contra el cuerpo de una mujer, que le produzca o le pueda producir una lesión física o un daño.
  • Violencia psicológica: conducta que produzca sufrimiento en una mujer por cualquier que limite el ámbito de libertad (amenazas, humillación, vejaciones, coerción verbal, etc.). 
  • Violencia sexual y abusos sexuales: acto de naturaleza sexual no consentido por una mujer, independientemente de que la persona agresora pueda tener con ella una relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco.
  • Violencia económica: privación intencionada y no justificada de recursos y la limitación en la disposición de los recursos propios o compartidos en el ámbito familiar o de pareja. La normativa también hace referencia a los ámbitos en los cuales se produce la violencia:
  • Ámbito de la pareja: la persona agresora es o ha sido el cónyuge de la víctima o tiene o ha tenido relaciones similares de afectividad.
  • Ámbito familiar: la persona agresora es miembro de la misma familia que la víctima (se excluye la violencia perpetrada en el ámbito de la pareja).
  • Ámbito laboral: la violencia se ejerce dentro del centro de trabajo y durante la jornada laboral. También se puede producir fuera del centro de trabajo y del horario laboral si tiene relación con el trabajo. Incluye el acoso por razón de sexo y el acoso sexual.
  • Ámbito social o comunitario: agresiones sexuales, acoso sexual, tráfico y explotación sexual de mujeres y niñas, mutilación genital femenina, matrimonios forzados, violencia derivada de los conflictos armados o violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
  • Otros ámbitos: formas de violencia análogas que lesionan o pueden lesionar la dignidad, la integridad o la libertad de las mujeres.

 


La prevención, de acuerdo con la Ley 5/2008, del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, consiste en el conjunto de acciones dirigidas a evitar o reducir la incidencia de violencia machista mediante la reducción de los factores de riesgo e impedir, así, la normalización, y también las acciones dirigidas a sensibilizar la ciudadanía, especialmente las mujeres, en el sentido que ninguna forma de violencia no es justificable ni tolerable. Las actuaciones preventivas tienen que considerar tanto las situaciones en que todavía no se ha dado el abuso, para permitir identificarlas, especialmente entre la población joven, como los casos en que ya se han dado situaciones de violencia, para evitar la cronicidad.

Los servicios sanitarios a través de los profesionales de la salud de los equipos de atención primaria, los de atención a la salud sexual y reproductiva (ASSIR) y el de las consultas de atención especializada, como por ejemplo obstetricia y ginecología, salud mental y adicciones o traumatología, urgencias hospitalarias, entre otros, se encuentran en una situación privilegiada para llevar a cabo la prevención.

Las características de accesibilidad, el contacto directo y continuado con los diversos colectivos de mujeres y el hecho de contar con equipos multidisciplinarios hacen de las consultas sanitarias un contexto idóneo para detectar las mujeres en situación de violencia, así como para prevenir y frenar las consecuencias de la violencia en la salud y el bienestar de las mujeres y sus hijas e hijos.

En el ámbito de la salud se actúa en prevención a través de los programas de formación sobre violencia machista y a través de la sensibilización y concienciación de la ciudadanía desde el centro de salud y en coordinación con otros servicios, entidades o grupos del mismo territorio que realizan tareas de prevención y sensibilización alrededor de la violencia machista.

Es relevante que los programas de intervención, prevención y promoción de la salud con jóvenes incluyan una parte de prevención y detección de la violencia para asesorar a los profesionales de la salud y de la educación, dotarlos de competencias y facilitarles las herramientas necesarias. El Institut Català de les Dones organizó en 2012, en colaboración con lo Agencia de Salud Pública de Cataluña, el Departamento de Enseñanza y el Instituto de Estudios de la Salud, formación específica en prevención de relaciones abusivas en el ámbito de la pareja en el colectivo joven. Esta iniciativa forma parte del programa Amar no hace daño.


Dia Internacional per a l'Eliminació de la Violència envers les Dones 2015

"Construyamos una Cataluña libre de violencia machista"

El 17 de diciembre de 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. Esta jornada tiene como objetivo sensibilizar a la opinión pública contra la violencia hacia las mujeres y luchar por erradicarla. La fecha de celebración conmemora el brutal asesinato, en 1960, de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, a manos de la policía secreta del dictador Rafael Trujillo.

Con motivo de este evento, la Generalitat de Cataluña, las diputaciones de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas ponen en marcha la campaña "Construyamos una Cataluña libre de violencia machista", que se centra en la necesidad de promover un cambio social y cultural para poner fin al sistema patricarcal y androgénico que legitima la desigualdad y la subordinación de las mujeres.

Estas instituciones también han redactado un manifiesto conjunto para renovar su compromiso de trabajo en la erradicación de la violencia contra las mujeres. El documento denuncia el sexismo, los estereotipos de género, la cosificación del cuerpo de las mujeres y los roles patriarcales como expresiones de la complicidad social y cultural en este tipo de violencia. También destaca la necesidad de unir esfuerzos para desarrollar la Ley de igualdad efectiva de mujeres y hombres, aprobada el mes de julio, y crear un plan de prevención de la violencia machista para construir una sociedad democrática moderna.

Para celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, el Instituto Catalán de las Mujeres (ICD) organiza actos institucionales de conmemoración en todo el territorio. El organismo también convoca, como cada año, un concurso de microrrelatos sobre los nuevos modelos de relación entre mujeres y hombres que superen los estereotipos tradicionales. En el marco de esta conmemoración, el ICD también ha celebrado la jornada "Reconozcamos las violencias sexuales. Jornada de reflexión y debate", dirigida a los profesionales implicados en este ámbito. La actividad, que tuvo lugar el 23 de noviembre en la Casa del Mar de Barcelona, incluyó una conferencia, una mesa de diálogo y la presentación de la campaña "Di basta, no estás sola".


Fecha de actualización: 25.11.2014